NACION y EDO MEX

Voraces funcionarios del IMSS aprovechan pandemia para enriquecerse

SIN LÍNEA

Voraces funcionarios del IMSS aprovechan pandemia para enriquecerse

***En adjudicación directa, compran cubrebocas a 162 pesos cada uno

***Delegada  del IMSS y súperdelegado en QR, autorizan la compra 

                                                                               José SÁNCHEZ LÓPEZ

LA emergencis sanitaria causada por el Corona Vius, originó una gran demanda de implementos para protegerse, entre ellos el obligado cubrebocas.

La gente de recursos puede adquirir, por la vía particular, cubrebocas que cuentan con un filtro de cinco capas para eliminar el 99 por ciento de las partículas suspendidas, que cuestan 694 pesos; otro tapabocas, el N95, vale 550 pesos y sigue siendo uno de los mejores; uno menos efectivo, sólo 200 pesos, pero todos recomendados por las autoridades sanitarias.

Pero si el presupuesto es bajo, los cubrebocas, que sólo sirven por horas, se pueden adquirir en la farmacia de la esquina o incluso en la vía pública, hasta por 10 pesos, que, desde luego no van a tener la misma efectividad que los anteriores.

Aprovechando esa circunstancia, en un acto que en principio se supuso de buena fe, se supo que la Delegaciópn del IMSS, a cargo de XÓCHITL REFUGIO ROMERO GUERRERO, compró 152 mil 556 cubrebocas a la empresa norteamericana Cirugía General Especializada y Obesidad S.C., bajo el concepto de adjudicación directa internacional, en base a los tratados mixta No. AA-050GYR008-E109-2020.

La funcionaria justidicó la compra bajo el argumento de “atender y acatar la declaratoria de emergencia publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 27 de marzo de 2020, emitida por el presidente de la República con fundamento en el artículo 48 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público”.

“Es para ayudar y proteger a los trabajadores y derechohabientes quintanarroenses”, arguyó XÓCHITL, de quien se dice que es manipulada por un funcionario menor del instituto, pariente del Súperdelegado en Quintana Roo, ARTURO ABREU MARÍN, que se lo impuso a la funcionaria.

ABREU MARÍN es el funcionario más importante de la Presidencia de la República, con representación en Quintana Roo, y la autorización de dicha compra, por la que se pagaron ¡24 millones 408 mil 960 pesos! necesariamente tuvo que pasar por su escritotoo.

Es decir, se pagaron 160 pesos por cada uno de los cubrebocas que comenzaron a llegar el 25 de abril y cuya entrega concluirá el 30 de junio, justo cuando la pandemia ya estaría en decrecimiento, según autoridades de salud.

Si hubieran sido cubrebocas de los de cinco capas o el N95, la compra hubiera sido magnífica, pero fueron de los sencillos, de los que producen varias fábricas que venden algunos de sus productos a pequeños o grandes negocios, a 12 pesos la bolsa con 10 piezas, es decir, cada pieza cuesta un peso 20 centavos.

Aunque cabe la posibilidad de que si la compra fue por más d 150 mil piezas, pudiera haberse dado un descuento, en cuyo caso la ganancia sería mayor.

La corrupción, que dice combatir el presidente LÓPEZ, desde cualquier aspecto, en cualquier circunstancia y en toda época, es deleznable, pero aprovechar una tragedia para medrar a costa de las necesidades de los más vulnerables que están en peligro de muerte, simplemente es no tener…vergüenza.***CUANDO NO COMBATES LA CORRUPCIÓN ESTANDO EN LA OBLIGACIÓN DE HACERLO, TÁCITAMENTE FORMAS PARTE DE ELLA.***AU REVOIR.

                                                                                     joebotlle@gmail.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar