SALUD Y DEPORTES

El plan B de Estados Unidos contra el cambio climático

El plan B de Estados Unidos contra el cambio climático

 

Joe Biden, ex-vicepresidente de Estados Unidos y actual candidato del partido demócrata a la presidencia, ha presentado un plan contra el cambio climático. Promete alcanzar una generación de energía completamente libre de emisiones de carbono en 2025.

Joe Biden fue vicepresidente en el gobierno de Barack Obama durante la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Ahora, como aspirante a la Casa Blanca por el Partido Demócrata, se muestra como firme defensor de las energías renovables.

Tanto es así que ha presentado un plan contra el cambio climático que permitiría impulsar la economía tras las pérdidas provocadas por el coronavirus; también permitiría alcanzar una generación de energía completamente libre de carbono en 2025.

El plan contra el cambio climático de los demócratas requiere una inversión de dos billones de dólares. “Son las inversiones más importantes que podemos hacer para la salud y vitalidad a largo plazo tanto de la economía estadounidense como de la salud y seguridad del pueblo estadounidense”, ha dicho en declaraciones ante reporteros cerca de su hogar en Wilmington, Delaware.

Para el demócrata la crisis económica provocada por la COVID-19 supone una «oportunidad increíble» para «ser mejores, más fuertes y más resistentes» también «para estar mejor preparados frente a los desafíos que tenemos por delante».

Estados Unidos: un plan contra el cambio climático poco ambicioso

Según recoge DiarioLibre, el plan recoge algunas de las ideas de los aliados más progresistas presentadas por Biden durante las primarias, como Jay Inslee, cuya campaña se centró en el cambio climático. Pero no va tan lejos como el Green New Deal, la amplia propuesta de los progresistas en el Congreso que pide lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en la economía para 2030.

De momento, BIden no ha dado muchos detalles de cómo pretende conseguir acabar con la dependencia del carbón en 2025. Solo ha hablado de dinero: la inversión total sería de dos billones de dólares en cuatro años, es decir, mucho más de los 1.7 billones en 10 años que había propuesto gastar en la lucha contra el cambio climático en las primarias.

Sí ha dicho que su intención no pasa por eliminar el petróleo, gas y carbón, pero sí por minimizar sus efectos con la ayuda de vehículos, transporte público, edificios y plantas de energía más eficientes.

También incluye una porción centrada en la justicia ambiental, que incluye un requerimiento de que el 40% del dinero que quiere gastar en desarrollo de energías limpias, en la reducción de la contaminación heredada y otras inversiones se destine a comunidades históricamente desfavorecidas.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar