TECNOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

Bonos verdes para América Latina

La pandemia no es para tanto comparado con lo que nos espera con el cambio climático. Esa es la advertencia que repiten cada vez más los expertos. Y América Latina, uno de los lugares más perjudicados por la COVID-19, es también uno de las más susceptibles a los golpes del clima. De ahí que lo verde aparezca en casi todas las conversaciones de la región sobre cómo reponerse tras esta crisis.

“La recuperación debe ser pintada de verde”, reiteró este martes Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Para ir en esa dirección, el organismo lanzó la Plataforma de Transparencia de Bonos Verdes junto a BID Invest, brazo del grupo con el sector privado.

Esta herramienta digital permitirá mejorar la confianza en que las inversiones en proyectos de impacto positivo en el ambiente, realmente lo sean. “Los inversores quieren asegurarse de que realmente apoyan proyectos verdes, pero también esperan informes verificables de tal impacto. Si es difícil dar estas respuestas, se genera reticencia”, sostuvo Claver-Carone.

El mercado de capitales verdes sigue en despegue, a pesar de la crisis económica por el nuevo coronavirus. Para Gema Sacristán, jefa del Departamento de Operaciones de Inversión de BID Invest, el 2020 marcó “un nuevo récord donde los emisores del sector privado en la región asumieron el liderazgo”.

En efecto, según datos de BloombergNEF, desde la creación de este tipo de bonos en 2007 hasta el año pasado se ha superado el billón de dólares (más 828 mil millones de euros) en todo el mundo. Sin embargo, América Latina apenas representa el 2% de dicho mercado, una fracción muy reducida que suma 24 mil millones de dólares (casi 20 mil millones de euros) a la fecha.

América Latina

Para Juan Ketterer, director de la División de Conectividad, Mercados y Finanzas del BID, esto se debe a que el mercado latinoamericano es “imperfecto”, debido al escaso acceso a la información. Según el especialista, la mitad de los emisores de estos bonos climáticos informa sobre el uso de los fondos, y tan solo el 1% reporta el impacto final de las inversiones. “Resulta muy complicado y costoso para los inversores asegurarse de que efectivamente estén participando en bonos verdes”, indicó.

Eso es lo que intentará corregir la plataforma creada con la tecnología de blockchain, o cadena de bloques, la cual hará que la información sea inalterable. Así, mediante esta herramienta de libre acceso, los emisores de bonos podrán cargar los reportes detallados de las transacciones, de su desempeño y su impacto en el ambiente, los mismos que inversionistas y otros actores del mercado podrán consultar sin restricciones.

Por ahora, son cinco los países que aparecen en la plataforma: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica y México con un total de 24 bonos relacionados con eficiencia energética, transporte limpio, gestión forestal, entre otras áreas. “Desde el primer día, teníamos al 30% del mercado en esta plataforma”, aseguró Ketterer. “Nuestra primera expectativa es que en un plazo breve podamos tener al 100%”.

Mercado verde

La otra expectativa es que los países latinoamericanos se sitúen adelante en este mercado verde al que el Grupo BID ha apoyado desde 2016, respaldando a más del 30% de las emisiones de bonos. “América Latina debería ser una gran participante y hacer un mercado más grande”, explicó Sean Kidney, director de Climate Bonds Initiative.

Según un informe de dicha iniciativa, en lo que va del año la emisión de bonos climáticos en el mundo supera en casi el 30% a la de los primeros meses del 2020. En la región, Brasil y México lideran estas nuevas emisiones. “Si logramos que se utilice la plataforma en toda la región, vamos a ver un porcentaje mayor de emisiones destinado a lograr objetivos climáticos”.

Futuro: SALLY JABIEL / EL PAÍS,

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar