SALUD Y DEPORTES

Limpieza de primavera: claves en el cuidado del jardín

 

La primavera es sinónimo de renovación, no sólo para la naturaleza, también para nuestro hogar. Es la época ideal para desempolvar, limpiar muebles y renovar nuestro jardín. Mantener un entorno limpio y ordenado no sólo nos ayuda a librarnos del polvo y la suciedad, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Londres, limpiar una vez por semana también reduce el riesgo de padecer depresión hasta 20%.

El jardín es uno de los sitios importantes que hay que arreglar en primavera, es la época indicada para sembrar plantas, podar árboles y quitar escombros. Te dejamos algunos consejos para vivir la primavera con un jardín hermoso.

Podar el pasto: en primavera basta con cortar el pasto dos veces al mes para conseguir que crezca verde y con grosor. Hay que evitar podarlo cuando está húmedo porque el corte no será homogéneo.

Barrer el jardín: la acumulación de hojas secas y flores marchitas en el suelo ocasiona que la tierra no se oxigene bien, por eso debemos barrerlas y de paso arrancar las malas hierbas, que suelen expandirse rápidamente y debilitar el rendimiento de los demás cultivos.

Época ideal para plantar: aprovechemos la primavera para plantar rosas, lirios o petunias y ponerles abono, pues es el momento más indicado —al igual que el verano— para hacerlo. Si tenemos un huerto o espacio para cosechar, es ideal plantar zanahorias, tomates, lechugas, espinacas, entre otras. Es fundamental mantenerlas en un área soleada, pero protegida del viento.

En qué momento regar las plantas: no es adecuado hacerlo cuando el sol está en su punto máximo, ya que el agua se evapora rápidamente y algunas hojas se queman con las gotas de agua y el sol; es mejor muy de mañana, o preferentemente al atardecer. Así además ahorramos agua.

Es importante regar con una manguera apropiada. Kärcher ofrece mangueras de diferentes extensiones y accesorios que facilitarán su traslado a todas las áreas del jardín. Son flexibles, resistentes a torsiones y están libres de cadmio, bario y plomo, lo que las vuelve amigables con el medio ambiente y pueden usarse sin riesgos para la salud.

Cuidado con las plagas: insectos, caracoles, hongos y más se pueden convertir en un peligro para el jardín. Si aparece una plaga, hay que asegurarse de utilizar el bactericida o repelente adecuado para exterminar sólo ese insecto y no toda la fauna.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar