SALUD Y DEPORTES

Tokio 2020 fue mi motivo para prepararme en Alemania y lo logré: Edgar Rivera

• El saltador de altura acudirá a sus segundos Juegos Olímpicos tras seis años de preparación en Alemania; destaca el trabajo que ha realizado con su entrenador Wolfgang Ritzdorf

Edgar Alejandro Rivera Morales

Alemania ha sido el hogar del mexicano Edgar Alejandro Rivera Morales, desde hace seis años, país donde ha potenciado sus habilidades en el salto de altura, con el objetivo de clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, segunda justa veraniega de su carrera; a su llegada a la edición de Río 2016, estaba muy próximo, sabía que contaba con buen tiempo para entrenar y adquirir más experiencia hacia Japón, un sueño que cristalizó de la mano de su entrenador germano Wolfgang Ritzdorf.

Tras una temporada “atípica y especial”, en la que tuvo que redoblar esfuerzos debido a la pandemia del covid-19, para llegar a la meta, el originario de Agua Prieta, Sonora, obtuvo su recompensa, luego de que el pasado 30 de junio se hizo oficial su clasificación a la justa vía ranking de la World Athletics, al posicionarse en el lugar 32 de su especialidad, hecho con el que se quitó “una presión de encima”.

“Me siento muy contento porque la temporada que nos tocó por la pandemia fue difícil, interesante, emocionante, diferente, pero así lo vivimos todos los atletas con varias restricciones, pero ya tener la culminación de este proceso clasificatorio con la buena noticia de estar dentro oficialmente es un gran peso de encima, el primer objetivo ya está cumplido, ahora hay que afinar la preparación para la competencia olímpica que es el objetivo principal”, compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

/cms/uploads/image/file/658345/rivera_1.JPG

“Vine con el objetivo de Tokio porque cuando llegué, Río fue al siguiente año, aunque sí me preparé fue muy justo y, por eso, esta edición es el objetivo por el cual vine a Alemania y lo logré, pensaba que tenía buen tiempo para prepararme y en el último año pensé cómo no iba a dar lo mejor de mí, si la razón por la que estoy aquí y dejé a mi familia es por los Juegos Olímpicos, si no me hubiera preparado y calificado hubiera venido en vano, ahora tengo que cerrar con broche de oro”, dijo.

El fruto del trabajo de Rivera Morales, no solo lo tiene clasificado a Tokio 2020, sino que además llegará con un récord mexicano en la bolsa, el cual se adjudicó el pasado 2 de junio en Eslovaquia, donde obtuvo la medalla de oro con una marca de 2.31 metros, lo que lo mantiene con buenas sensaciones rumbo a su participación en la capital japonesa.

“Estoy consciente de que puedo hacer las cosas bien, en Eslovaquia tuve buenos resultados con la marca personal, fue un gran paso en mi carrera y nos pone bien posicionados a nivel mundial este año; traigo esas sensaciones en mi cuerpo y lo siento fresco, sé que lo traigo y que lo puedo hacer y me sigo preparando para poder llegar en óptimas condiciones a Tokio, se va a poner muy interesante la competencia, nada me haría más feliz que representar a México de la mejor forma posible”, comentó.

/cms/uploads/image/file/658344/rivera_2.JPG

Con las bases y la experiencia adquirida en el extranjero, actualmente en la cuidad Colonia, al oeste de Alemania, el especialista en salto de altura, que ha seguido los pasos de su hermano Luis Rivera, vivirá su segunda experiencia olímpica, por lo que, aseguró, se siente con más experiencia y con un mejor manejo de emociones, pues aunque lamentó no habrá público ni estará su familia presente en las gradas, hay que adaptarse al medio sin que influya en el desempeño.

“Estar en Europa, competir regularmente con los mejores del mundo, me hace sentir más cómodo, los conozco y es más familiar la competencia, pero es algo que ya lo viví, ya pasé por ahí y sé lo que se siente, el ánimo de la gente y lo imponente se ve un estadio olímpico, aunque en Tokio lamentablemente no va a haber mucha gente, pero ya lo puedo visualizar y lo hago de una manera más acertada con la experiencia previa, lo puedo sentir más real y me puedo preparar mejor ahora que antes, me hizo darme cuenta que tenía que creérmela”, detalló.

“La confianza de mi entrenador me ha hecho más fuerte”

Wolfgang Ritzdorf ha sido clave en los éxitos del atleta sonorense, pues aseguró la química y confianza que existe entre la dupla atleta – entrenador es fundamental para concretar el éxito, siendo esas dos características lo que lo ha llenado de energía y respaldo para alcanzar los objetivos, en un lugar donde todo es diferente el idioma, el clima, la comida y la cultura.

“La filosofía de mi entrenador, la confianza que me da y la que yo le tengo es lo que me ha hecho más fuerte, el trabajo en equipo, la constante determinación y mentalidad; hay que tener la motivación renovada, borrón y cuenta nueva, no importa el pasado, esta es la buena, tener una buena energía con el coach es fundamental, ambos creemos en este proyecto y me ha demostrado que cree en mí y eso me ha ayudado para poder seguirme desarrollando”, aseguró.

La estancia en Alemania no ha sido fácil, pues Rivera, destacó que el mantenerse alejado de su familia es una situación que llega a pesar; sin embargo, se reconforta con el apoyo que recibe de sus seres queridos y que los sacrificios y esfuerzos han valido la pena, pues destacó que cuando llegue el retiro no quiere quedarse con arrepentimientos sino con la satisfacción de haber dado todo.

“Es difícil estar lejos de casa, me he perdido fechas importantes o momentos que no se recuperan, pero estoy aquí con un objetivo en la mente y mi familia me apoya, y no significa que no los extrañe, pero es un objetivo de vida deportiva; no sé cuándo llegue esto a su final, pero mientras tengo que hacer lo que yo crea necesario para que me vaya lo mejor posible, no quisiera tener arrepentimientos o los hubiera, quiero sentir que hice todo lo posible”, puntualizó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar