SALUD Y DEPORTES

Rogelio Romero lleva motivación y puños de concreto a su debut olímpico

• El boxeador mexicano subirá por primera vez a los encordados de la justa veraniega; atravesó dos ciclos para llegar a Tokio 2020 y afirma estar al 100 por ciento

Rogelio Ronero

Uno de los deportes más exitosos de México en los Juegos Olímpicos, es el boxeo, que registra 13 medallas en su historia, el cual estará presente en la edición de Tokio 2020 con tres púgiles: dos mujeres y un hombre, este último, de 26 años, 81 kilos y chihuahuense de nacimiento, se trata de Rogelio Romero Torres, quien debutará en la prestigiosa justa veraniega.

Con puños de concreto y 1.91 metros de estatura, Romero Torres, comparte sus impresiones a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), pues es el tercer seleccionado de la disciplina en clasificar a estos Juegos Olímpicos, por detrás de las también mexicanas Brianda Tamara Cruz y Esmeralda Falcón Reyes, quienes han hecho historia al convertirse en las primeras boxeadoras nacionales que subirán a los encordados del evento.

El púgil vera acción a partir del 24 de julio en la Arena Kokugikan, luego de que el Grupo de Trabajo de Boxeo (BTF, por sus siglas en inglés) le asignó el último y único boleto de la rama varonil, al ubicarse en el cuarto lugar del ranking panamericano y 13vo mundial.

“Me dio mucha emoción y entusiasmo, pero al mismo tiempo me sentí con el compromiso de continuar entrenando duro y seguir fuerte con la preparación porque si no llegamos al 100 por ciento, no tendría caso. Estoy comprometido conmigo mismo para llegar en las mejores condiciones a Tokio 2020”, mencionó.

Para llegar al máximo nivel, Rogelio Romero, tuvo que realizar un campamento de preparación en Los Ángeles, Estados Unidos, para regresar a tono a México y así comenzar con la concentración rumbo a Tokio 2020. “El trabajo ha sido intenso, nos prepararnos en Los Ángeles en un campamento de 13 días”, dijo.

/cms/uploads/image/file/658706/WhatsApp_Image_2021-07-07_at_5.19.33_PM.jpeg

Motivado por su esposa y sus tres pequeñas hijas, círculo más importante de su vida, Romero camina rumbo al podio olímpico, lo que califica como su “principal objetivo”.

“Esto también es superarme como persona, cómo boxeador, ese es el objetivo; mi familia y mis niñas son lo principal, son las que me motivan en este trabajo”.

Inspirado por su papá, que fue boxeador profesional en los Estados Unidos, Rogelio Romero, inició su carrera como seleccionado en el pugilismo a los 15 años, cuando ganó la medalla de plata en la llamada Olimpiada Nacional, ahora Nacionales CONADE, lo cual lo impulsó a seguir el camino del deporte amateur.

“Comencé a los 14 años, en Ciudad Juárez, inicié más que nada por mi papá, él fue profesional y lo vi pelear, me tocó verlo unas cuatro o cinco veces aquí, en México, de ahí me llamó la atención pelear; a los 15 años tuve mi primera olimpiada en Guadalajara 2010, en Puebla 2012 fui campeón nacional y a partir de ahí me convocaron como seleccionado nacional”.

Pero la oportunidad llegó en el 2014 cuando la Federación Mexicana de Boxeo (FMB), lo convocó para formar parte del proceso olímpico para Río 2016, lapso en el que obtuvo medallas de bronce en los Centroamericanos de Veracruz 2014 y Panamericanos de Toronto 2015.

“Llegué a selección nacional en el 2014 y de ahí tuve los Juegos Centroamericanos y Panamericanos, estuve en el proceso a Río 2016, pero no se me dio la eliminatoria, este es mi segundo ciclo olímpico”, puntualizó.

Para el seleccionado nacional el “buscar siempre la pelea” es una de las fortalezas que lo define arriba del ring, además de tener un demoledor puño derecho.

“También lo que me caracteriza es que siempre salgo a buscar la pelea, además de que soy un boxeador que pega fuerte, utilizó los dos puños, pero como soy derecho, pego más fuerte”, detalló.

Finalmente, el especialista en la división semi pesado, mostró su admiración por cinco pugilistas que lo han influenciado en su carrera, entre los que destacan el campeón en tres diferentes divisiones, Julio César Chávez.

“De los primeros a quien admiró es a Julio César (Chávez) y Juan Manuel Márquez, es de los que más admiro; también está Saúl “Canelo” Álvarez y el británico Antony Joshua, quien fue medallista olímpico en Londres 2012”, puntualizó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar