NACION y EDO MEX

Unicef acompañará a México para un retorno seguro a clases presenciales; presentan informe sobre el impacto de la pandemia en niñas y niños

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la presentación del informe sobre el impacto de la educación a distancia en niñas, niños y adolescentes durante la pandemia de COVID-19 y agradeció al representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Luis Fernando Carrera Castro, por su acompañamiento en la estrategia para el retorno seguro a clases presenciales.

Unicef ayudará a la Secretaría de Educación Pública y a gobiernos locales a implementar protocolos de sanidad y monitorear posibles focos de infección en las aulas para prevenir contagios del virus SARS-CoV-2 entre niñas, niños y adolescentes.

De acuerdo con Luis Fernando Carrera Castro, mil millones de menores en el mundo ya han retornado a clases presenciales, mientras que 750 millones están por volver, sin embargo aún hay 150 millones que en 18 meses no han regresado a las aulas, 37 millones son estudiantes mexicanos.

“La decisión del Gobierno de México y de ustedes como sociedad de comprometerse a un retorno seguro a las escuelas es, sin duda alguna, un acontecimiento importantísimo para los niños y las niñas de México, pero muy importante para el mundo (…). En el mundo entero se está celebrando este gesto”, afirmó.

La cooperación de Unicef y México se basará en cuatro pilares:

  1. Desarrollo de protocolos que permitan un retorno seguro con ayuda del aprendizaje a nivel internacional.
  2. Monitoreo de los centros educativos para la detección temprana de focos de infección y manejo óptimo de posibles contagios.
  3. Estrategia de comunicación precisa para brindar confianza al personal educativo, a padres de familia y a los estudiantes.
  4. Recuperación de aprendizajes y de normalidad para los menores.

El subsecretario de Derechos Humanos y Migración, Alejandro Encinas, informó que las restricciones por la pandemia y el confinamiento han generado afectaciones graves en las niñas y niños.

Durante el ciclo escolar 2020-2021, 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron por causas relacionadas con el COVID-19 o por falta de recursos. La matrícula de educación básica se redujo 2.6 por ciento, en el nivel medio superior disminuyó en 3.1 por ciento y en el superior bajó en 0.8 por ciento.

Entre marzo y junio de 2021 se registraron máximos históricos en violencia familiar. Las niñas, niños y adolescentes sufren de violencia psicológica, sexual, física, económica y de abandono o negligencia al interior de sus hogares, informó el subsecretario.

Además, durante la pandemia se registraron 273 mil 661 nacimientos de bebés de madres adolescentes; 4 mil 401 homicidios de menores entre 2018 y 2020; y el suicidio aumentó 12 por ciento en este grupo de edad.

“Desde el ámbito de los Derechos Humanos y la protección del interés  superior de los niños, consideramos urgente abrir los espacios de convivencia y educativos que permitan que las niñas y los niños comiencen a resarcir las afectaciones por el confinamiento”, detalló.

Acompañaron al presidente Delfina Gómez Álvarez, secretaria de Educación Pública y Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar