SALUD Y DEPORTES

Alcaraz devora récords y reta a Auger-Aliassime en Nueva York

El tenista murciano (18 años) es el cuartofinalista más joven del US Open desde 1963 y hoy se enfrenta por un puesto en las semifinales al canadiense Auger-Aliassime

 

Pase lo que pase a partir de ahora, Carlos Alcaraz ya habrá hecho historia en el US Open. El murciano de 18 años es el más joven en alcanzar los cuartos de final del torneo en toda la Era Open (1968), y el más precoz desde que lo hiciera, también con 18, el brasileño Thomaz Koch en 1963. En el global de los Grand Slams, nadie lo lograba con menos edad desde Michael Chang (18) en Roland Garros 1990. “Son buenos datos, impresionan un poquito, pero no significan nada si luego no llego hasta donde lo hicieron los mejores de la historia. Cada uno tiene que seguir su camino y llegar a donde ha soñado”, dijo Alcaraz después de sufrir para levantar un 2-1 y ganar en octavos, en otro partido resuelto en cinco sets (5-7, 6-1, 5-7, 6-2 y 6-0 en 3:31), al bravo alemán Peter Gojowczyk, que le puso las cosas muy difíciles y sólo se entregó cuando la condición física le abandonó.

La gran sensación del cuadro masculino se enfrenta este martes en el cierre de la sesión nocturna de la Arthur Ashe (sobre las 3:00, Eurosport) al canadiense de 21 años Felix Auger-­Aliassime, al que asesora Toni Nadal en Nueva York y que eliminó al estadounidense Frances Tiafoe (6-4, 2-6, 7-6 (6) y 6-4). Es el cruce de cuartos más joven del torneo desde el Pat Cash (19)-­Mats Wilander (20) en 1984, y en majors desde el Nadal (20)-Djokovic (19) en Roland Garros 2006. ­Auger-Aliassime hizo en su rueda de prensa un elogioso vaticinio sobre Alcaraz: “Carlos es un gran jugador. Gran persona también, creo. Se merece estar en esa posición. Creo que será el mejor tenista durante muchos años en el futuro”. Y luego restó importancia a la condición de novato del español: “Para él todo es más nuevo, no para mí, pero está jugando bien y seguirá haciéndolo, así que tengo que prepararme para afrontar lo mejor de él”. Charly también tiene claro que no ha llegado a cuartos por casualidad y no se conforma: “Soy un chico ambicioso, que siempre quiere más. Estar en cuartos de final es increíble y no me lo esperaba para nada. Pero creo en mí, creo en mi juego y en cómo lo estoy haciendo. Pensándolo en frío, pienso que puedo estar ahí, en este Grand Slam y en los que vienen”.

Si superara al tenista de Montreal, número 15 del mundo sin haber alzado aún un título, aunque ha jugado ocho finales, a Alcaraz le esperaría muy probablemente Medvedev, que se mide este martes (18:00) con el sorprendente neerlandés de la previa Van de Zandschulp. El ruso no ha perdido un set en cuatro encuentros y barrió a la perla de El Palmar en Wimbledon, en un duelo del que este aprendió “mucho”, según afirmó el viernes tras eliminar a un top-3 como Tsitsipas. Ahora está listo para el reto.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar