SALUD Y DEPORTES

Un obús para empezar

Verstappen asesta medio segundo a Hamilton en los libres. Checo fue cuarto y Sainz, quinto prometedor con el Ferrari. Alonso completó el ‘top-10’.

 

Al llegar a México, le vistan de muerte o de mariachi, Verstappen da miedo. El neerlandés completó su vuelta más rápida en idénticas condiciones que Hamilton, separados por unos 400 metros y ambos en su primer intento con el neumático más blando. La ventaja para Mad Max fue de medio segundo, una eternidad. La superioridad de Red Bull se daba por supuesta en el Hermanos Rodríguez (el neerlandés ganó en 2017 y 2018), pero el cronómetro asestó este viernes un duro golpe a Mercedes en un gran premio que puede ser decisivo en la lucha por el título. Bottas fue segundo, a cuatro décimas y levemente por delante de Hamilton y Checo Pérez, ídolo local.

En Ciudad de México, a 2.200 metros de altitud, el aire contiene menos oxígeno y los motores hacen trabajar más al turbo para alcanzar las mismas prestaciones que al nivel del mar. Para todos los públicos, eso tiene dos contrapartidas: la fiabilidad se ve comprometida y además hay que ensanchar la tapa del motor para refrigerarlo más, por ahí se pierde eficiencia al aire. En ese intercambio, Honda se ha mostrado como la unidad de potencia más eficiente por delante, incluso, del Mercedes. Gasly o Tsunoda se dejaron ver por las posiciones de privilegio durante todo el viernes, no es casualidad, y el francés se adjudicó el récord del primer sector. La recta. 

Ampliar

Más atrás, ilusiona el quinto de Carlos Sainz, muy cómodo en esas posiciones durante toda la jornada e identificando los avances de la pista. Su registro llegó sobre unos Pirelli usados y aun así aventajó a Leclerc (7º) en casi tres décimas. El décimo de Alonso no es tan positivo porque detrás están los McLaren, que antes o después llegarán, y delante se colaron con cierto margen los Alpha Tauri además de Vettel. Los puntos siempre son difíciles para el Alpine, pero el final de temporada se les está haciendo largo y pesado en el garaje de Enstone.

Por la mañana, Checo y Leclerc tuvieron un leve susto contra los muros que dañó sus alerones traseros. Nada grave. Hubo errores constantes e incidentes variados sobre un asfalto muy sucio, que se limpió con el paso de los monoplazas. Ricciardo y Russell sufrieron averías en la caja de cambios. Además, Tsunoda y Stroll cambian motor y saldrán desde el fondo de la parrilla.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar