SALUD Y DEPORTES

Canelo, único rey: noquea a Plant y unifica el supermedio

Canelo Álvarez derrotó por KO en el undécimo asalto a Caleb Plant, en Las Vegas, para convertirse en el undécimo boxeador que unifica una división.

 

Eddy Reynoso le plantó una corona a Canelo Álvarez para que fuese proclamado único rey del supermedio. Es lo que menos merece, porque lo que ha hecho el mexicano ya es historia (es el undécimo púgil que unifica en la era de los cuatro cinturones, primero latino). En diciembre de 2020 no tenía ningún cinturón de la división y ahora tiene los cuatro títulos tras quitarse del medio a tres invictos y una defensa obligatoria. Caleb Plant era la última parada de su desafío. Este sábado dio cuenta de él y le noqueó en el undécimo asalto. “Me costó un poco descifrarlo”, reconoció sobre el ring. Siempre se pensó que el estadounidense sería el púgil que más le costaría. No fue tanto problema como monotonía, Plant planteó una pelea que no permitió lucir al mexicano… hasta que conectó un crochet y un upper que acabaron con todo. Es el rey. No hay discusión.

Canelo regaló el primer minuto y medio de pelea para ver qué traía Plant. El estadounidense sacó trabajo, pero sin arriesgar. Se movía demasiado. Estaba claro qué Álvarez debía acortarle distancias y comenzó mediado el primer round. Poco a poco fue cerrando espacios, pero la tarea no era sencilla. El monarca IBF se movía mucho y trababa la pelea. Con el jab conectaba al tapatío. Una pelea fea, porque en cómputo, tras los dos primeros asaltos, Álvarez conectó más, pero no era vistoso. El de Tennessee lo hacía feo.

Ese factor, los constantes cortes de ritmo, desquiciaron un poco a Canelo. “No tires solo a noquearlo”, le decía Eddy Reynoso en la esquina. Le quedaban cuatro rounds por delante y quería que fuese inteligente. Álvarez bajó un punto las revoluciones y caminaba hacia una victoria a los puntos. Era mejor, pero no estaba luciendo. Todo cambió en el undécimo asalto. Con un crochet de izquierda logró cazar a Plant, quien cuando caía recibió un upper. Cayó al suelo e intentó seguir, pero estaba KO. Canelo se fue a por él y el estadounidense no podía ni escapar. El árbitro paró las acciones de forma muy acertada. Con dos manos el nuevo rey absoluto hizo olvidar todo lo anterior. “Ahora necesito descansar“, pidió Canelo al hablar de futuro. Cuatro peleas en menos de un año y contra tres campeones invictos lo merece. Ha barrido la división se ha ganado unas vacaciones. Se marcha a ellas dejando claro que el único rey es Santos Sául Álvarez Barragán.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar