SALUD Y DEPORTES

“Creo que lo de Djokovic en Australia no es lo más justo”

Varias figuras del mundo del tenis criticaron la concesión de la exención médica a Novak Djokovic para jugar en el Open de Australia pese a no estar vacunado.

 

La concesión de un certificado de exención médica a Novak Djokovic para que el tenista serbio pueda jugar el Open de Australia pese a no haberse vacunado ha generado un gran debate y mucho revuelo tanto en Australia, con duras críticas al gobierno del país, que ya ha reiterado que Djokovic no ha recibido un trato especial, como en el mundo del tenis.

El estadounidense Tennys Sandgren, que tampoco reunía los requisitos de vacunación, le confesó al periodista Ben Rothenberg que no jugaría el Open de Australia por estas exigencias y que no solicitó un permiso de exención médica porque no cumplía con ninguno de los requisitos que se exigían para pedirla. “No tengo el mismo tirón que Djokovic”, lamentó.

Más contundente se mostró el extenista australiano Sam Groth, que en una columna publicada en el medio australiano Herald Sun el australiano se mostró rotundo sobre la concesión de la exención médica a Djokovic. “La exención médica a Novak Djokovic escupe en la cara a todos los australianos”. Groth carga seriamente contra Djokovic y su hipocresía por desvelar que tiene esa exención. “Para un tipo que ha dicho que nunca revelará nada sobre su estado médico, salir y decir que tiene una exención es algo muy descarado. ¿Está dispuesto a decir que tiene una exención pero no a decir por qué la tiene? No me gusta. (…) Ha arrojado a todos debajo del autobús u no tiene la obligación de dar más información. Mirad la tormenta de mierda que ha creado. Es una falta de respeto a todos aquellos que han tenido que soportar este infierno durante dos años”.

Para más inri, Groth confesó que estaba escribiendo esta columna aislado en su casa tras haber dado positivo en coronavirus. “Estoy escribiendo esta columna aislado después de haber dado positivo en COVID-19. Soy uno de los millones de australianos que han hecho un sacrificio increíble en los últimos dos años. Hemos afrontado cuarentenas, restricciones, clases en casas y hemos hecho tantos cambios en nuestras vidas, así que no me digáis que Djokovic no se da cuenta de todo por lo que hemos pasado los australianos”.

Igual de crítico se mostró Jamie Murray en la rueda de prensa posterior a la eliminatoria de la ATP Cup entre Gran Bretaña y Canadá. “Realmente no sé que decir sobre eso. Creo que si fuera yo el que no estuviera vacunado, no obtendría una exención. Pero bueno… enhorabuena a Djokovic por poder venir a Australia a competir”.

Otro que se sumó a las críticas fue el español Pablo Carreño, que en la rueda de prensa posterior a la victoria de España ante Serbia en la ATP Cup mostró su molestia por este episodio. “No sé si ha mucha gente le ha sorprendido. Yo la verdad es que me lo podía esperar. También el año pasado las condiciones para venir aquí fueron durísimas y los top-3 tuviewron condiciones un poco más favorables. Al final suele ser costumbre que en estos casos, los mejores jugadores suelan tener algunas ventajillas. Creo que igual no es lo más justo, sobre todo para otros jugadores que no han podido venir por no haber estado vacunados o por no haber cumplido con las exigencias que se demandaban. Tampoco sé exactamente por qué le han concedido la excepción, pero nada, le veremos jugar aquí en Melbourne”.

La exención de Djokovic también ha provocado que en las redes sociales se recuperase el caso de la tenista rusa Natalia Vikhlyantseva, que no podrá jugar al estar vacunada con Sputnik V (una vacuna no reconocida en Australia) o el caso del tenista indio Aman Dahiya, que no puede jugar el torneo junior del Open de Australia ya que se le ha denegado la exención al no estar vacunado… pero porque en India aún no se ha empezado la vacunación a los menores de 18 años.

Otros tenistas como Liam Broady, James Duckworth o Alex de Miñaur se mostraron más cautos sobre el tema,aunque afirmaron que, si cumple con los criterios establecidos por los organizadores, debería poder jugar en el torneo. Otros como Jordan Thompson se mostraron más afines a la presencia de Djokovic en Australia. “Creo que es bueno que venga a jugar aquí. Tenemos altos niveles de vacunación en Australia. Me alegra mucho que pueda jugar. Creo que vacunarse debería ser elección de cada uno. Veo que hay gente que está molesta y sé que debería estar vacunado para poder jugar, pero que la gente esté enfadada, me importa una mierda. Si él no quiere vacunarse, no debe preocuparme por mucho que la gente opine. Me alegro de que Djokovic venga a jugar a Australia”.

Por su parte las extenistas Rennae Stubs y Chris Evert compartieron un tuit en el que el periodista de Reuters Byron Kaye publicó una foto de varios sanitarios con EPI’s con el comentario: “los recogepelotas del Open de Australia entrando a la pista para un partido de Novak Djokovic”, dándole un poco de humor al tema.

Algo más crítica se mostró Pam Shriver, que cargó duramente contra las autoridades australianas al no mostrar transparencia con los detalles para otorgarle a Djokovic esta exención. “¿Alguien me puede esclarecer y dar más detalles sobre la parte de obtener una exención médica de ATAGI? Entiendo que la privacidad que recibe la exención es comprensible, pero los detalles del proceso deben ser transparentes”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar