SALUD Y DEPORTES

Ruedas mayores de edad

Los neumáticos pasan de 13 a 18 pulgadas, uno de los cambios técnicos más importantes del nuevo reglamento. Alonso las conoce por su periplo en el WEC.

 

A grandes rasgos: la llanta de 2022 es más grande y el espesor de la goma decrece. En detalle, el cambio en el diámetro de las ruedas de la Fórmula 1 a partir de esta temporada, de 13 a 18 pulgadas, tendrá consecuencias directas en el rendimiento de cada monoplaza. Ya se sabe, ventanas de temperatura, “no logré activar las ruedas en la vuelta de calentamiento”, degradación, sobrecalentamiento… Los neumáticos son un punto crítico en las prestaciones de los coches actuales y una modificación tan sensible en su constitución puede generar cambios tan llamativos como las novedades aerodinámicas que incorporarán las fábricas esta temporada.

Durante los últimos meses, Pirelli ha confeccionado los nuevos compuestos que se utilizarán este año, desarrollados a través de varias sesiones de test privados con las escuderías y estrenados en su configuración definitiva en Abu Dhabi, en diciembre, durante los entrenamientos posteriores a la carrera que decidió el pasado Mundial. Allí la mayoría de pilotos titulares (todos excepto Hamilton y Mazepin) probaron las nuevas gomas al volante de coches que simulaban la carga aerodinámica que se espera generar en este curso. Eran monoplazas antiguos, o en algún caso los de 2021, así que las condiciones no son del todo transferibles. Pero sirvieron para que los equipos recogieran datos fundamentales a la hora de desarrollar los F1 de 2022 en el simulador.

¿Por qué 18 pulgadas? Pirelli quiere replicar en la competición una medida habitual en los deportivos de calle. Las 13 pulgadas se habían convertido en una excepción. Ahora las ruedas cumplen la mayoría de edad, unas dimensiones que ya se utilizaban, por ejemplo, en los prototipos del Mundial de Resistencia. De eso dio buena fe Fernando Alonso tras aquellos test en Yas Marina, a los que asistió este periódico: “Conozco muy bien las ruedas por el WEC (compitió con Toyota y ganó el Mundial y las 24H de Le Mans de 2018 y 2019). Tienen exactamente el mismo comportamiento en los neumáticos, hay que dirigirlas de la misma forma, que es muy diferente. Así que todas esas cosas a las que me enfrento, que otros vivirán por primera vez, para mí es la segunda o la tercera. Es bueno”.

Al frente del departamento de competición de Pirelli, Mario Isola confía en que estas gomas no se sobrecalienten, en condiciones normales, y permitan a los pilotos “luchar”, aunque cuando la manta se estira a la altura de la cabeza, pueden quedar al descubierto los pies: existe el riesgo de que unos neumáticos muy duros limiten tanto la degradación que no haya más de una parada por carrera en la mayoría de los trazados. Al día siguiente, los pilotos pedirían unas ruedas más blandas. La gama de compuestos se mantiene, del C1 (más duro) al C5 (más blando), con tres gomas por gran premio más la intermedia y lluvia extrema.

A la nueva geometría se une también la utilización de tapacubos en las llantas con un fin, aparentemente, estético. Se pretende dar apariencia futurista a los monoplazas, si bien en los test de Abu Dhabi la mayoría de los pilotos prefirió rodar sin ellos, con la llanta al aire. El rendimiento del conjunto es otra de esas incógnitas por despejar en la nueva parrilla. Si acaso, un tópico: por mucho que algunos se quejen de las ruedas, son iguales para todos. El estreno oficial, del 23 al 25 de febrero en los test de Barcelona.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar