SALUD Y DEPORTES

Lavado de cara en Williams

La escudería británica comienza la nueva era con nuevos colores y el regreso de Alexander Albon a la Fórmula 1. Nicholas Latifi completa su alineación para 2022.

 

“Bienvenidos a una nueva era”. El FW44 ya es una realidad. Todo un lavado de cara en Williams, que deja atrás el color blanco en sus monoplazas para teñirse completamente de azul. Al igual que las rayas de 2021, ahora reemplazadas por diamantes en sus laterales. Una nueva era en la Fórmula 1, nuevos colores, un nuevo piloto… y también nuevo patrocinador porque la escudería se une a Duracell y ya luce sus nuevas pegatinas en los costados de sus coches. Un “nuevo comienzo” para la escudería, que ve en 2022 la oportunidad perfecta para mejorar después de un 2021 de avances, con “una serie de resultados bien merecidos en cuanto a puntos, además de un podio”. Ahora, con un nuevo color y destellos en azul y rojo, la marca se entusiasma con esta nueva etapa, pero “sin dejar de mantener el equipo clásico del equipo”, demostrando “una gran fuerza y sofisticación”, según revela Jost Capito, CEO y director del equipo, durante la presentación online.

“La nueva identidad visual del coche de 2022 encapsula perfectamente estas características que el personal, los pilotos y los aficionados han demostrado una y otra vez. El diseño refleja realmente la definición de nuestra marca que rehicimos el año pasado, especialmente cuando se ven los distintos tonos de azul con nuestro esquema de diamantes”, revela el directivo, quien confiesa que el “pequeño toque rojo” aparece en homenaje a su país, Reino Unido. “Somos un equipo orgullosamente británico”, comenta en compañía de sus dos pilotos, Nicholas Latifi, y la nueva cara del equipo, Alexander Albon, que regresa a la Fórmula 1 después de quedarse sin asiento en 2021.

“Un año sin correr y con ganas de volver a hacerlo, te hace tener ganas de volver a sentarte en el asiento. Para mí se trataba de intentar adquirir toda la experiencia posible, el año de ausencia me permitió ver las cosas desde una perspectiva diferente”, explica el ex de Red Bull, maravillado también con la nueva decoración: “Se ve muy bien, siento que se ve elegante y parece un coche de carreras rápido”.

Y su compañero, Nicholas Latifi, también estará bajo lupa. Se espera más de él tras un 2021 donde tan sólo sumó la friolera de 7 puntos. “Realmente estoy buscando construir y utilizar la experiencia que tengo de los dos primeros años con el equipo, especialmente al entrar en un nuevo año con nuevas regulaciones y nuevos coches. Es un nuevo comienzo para todos”, admite el canadiense ante un nuevo reto, caracterizado por los grandes cambios en las normativas que Capito no ha querido dejar de comentar: “Todo el concepto aerodinámico del coche es muy, muy diferente y debería permitir a los coches conducir más cerca el uno del otro. La teoría es una cosa, pero la realidad tiene que demostrar que es correcta”. Su gran estreno en pista llegará la próxima semana, del 23 al 25 de febrero, con primeros test oficiales en Barcelona.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar