SALUD Y DEPORTES

¿Qué le pasa al Mercedes?

Al W13 le falta carga aerodinámica, se le atraganta el ‘porpoising’ y ya no tiene el mejor motor. Toto: “Nos falta medio segundo”. Mejoras en Ímola.

 

“Mi equipo nunca se equivoca”, amenazó Lewis Hamilton en la pretemporada de Barcelona. Pues bien, Mercedes se ha equivocado. Por primera vez en casi una década, la escudería de Brackley compite con un monoplaza sensiblemente inferior al de sus teóricos rivales directos, son el tercero en discordia a medio segundo de Ferrari y Red Bull. El W13 de Hamilton y Russell no genera suficiente carga aerodinámica y, quizás lo más preocupante, ya no cuenta con la unidad de potencia más fuerte de la parrilla. Hay mucho trabajo por delante para corregir esta situación y aspirar a victorias a mitad de temporada, y las primeras estimaciones apuntan a Ímola, tercer gran premio del año, como primer escenario en el que introducir evoluciones.

¿Qué le pasa al Mercedes? El ‘porpoising’ se le ha atragantado más que a otros equipos y no son capaces de llevar el coche tan bajo como previeron en el túnel de viento. Así que la succión del efecto suelo es menor y, como consecuencia, la carga aerodinámica también. Lo agresivo de sus pontones todavía no está claro que sea una ventaja o un inconveniente. “Creemos que hemos escogido la vía adecuada”, dijo Toto Wolff, jefe del equipo, en Bahréin. Pero volver al plan A todavía es una posibilidad para los ingenieros. El director de competición de Mercedes explica: “Nos dimos cuenta muy tarde de que teníamos un problema importante. No le dimos importancia porque a Bahréin llevaríamos un paquete muy grande, así que no miramos a los números en Barcelona como debimos hacerlo. Ahora estamos en el proceso de aplicar la ciencia, la física, no hay mística aquí”.

Wolff ve al W13 “en tierra de nadie”, lejos de los dos mejores pero con una ventaja enorme sobre la zona media. “Nos falta medio segundo a una vuelta, ahí nos veo, pero sabemos dónde estamos perdiendo y ha empezado la remontada. Siempre estuvimos en la misma liga de gasto que Red Bull y Ferrari, y ahora también, si bien la parrilla se apretará por detrás. Pero si desbloqueamos el potencial que tiene este coche estaremos con los de delante, no tengo dudas. Entendemos mejor dónde están las desventajas, básicamente en todas las áreas, y tenemos que recuperar tierra, centímetro a centímetro”, sostiene.

Para progresar, en Mercedes ahora es prioritario reforzar lo que hay en vez de pensar en mejoras: “Más que traer piezas, tenemos que entender cómo liberar las prestaciones que creemos que tiene este coche. O que esperamos que tenga. Antes que traer piezas”. Entre otras cosas, porque el techo de gasto no permite errores con la dirección del desarrollo. Mientras tanto, los objetivos deportivos se ven inevitablemente alterados, aunque suene duro, señala Toto: “Estamos demasiado lejos para pensar que aspiramos a ninguno de los Mundiales, aunque sumáramos el máximo de puntos a los que aspirábamos en el GP de Bahréin (Hamilton fue tercero y Russell, cuarto). Cuando eres el tercero no puedes pensar en ganar”.

El Mercedes de Hamilton en Sakhir.

Ampliar

El Mercedes de Hamilton en Sakhir. Clive Mason (Getty Images)

Tampoco ayuda el motor

En la clasificación del GP de Bahréin, cuando los coches compiten al máximo de sus prestaciones, Mercedes y sus clientes ocuparon los últimos puestos en la tabla de velocidades máximas. McLaren, Aston Martin y Williams son claramente los tres coches más lentos de la parrilla en estos momentos, es evidente que el motor Mercedes ha dejado de ser una ayuda para distanciarse de los Haas, Alfa Romeo, Alpha Tauri y compañía. Algunos en el paddock hablan de las decenas de fichajes de ingenieros sénior que ha hecho Red Bull en la fábrica de Brixworth, para surtir su nueva división de motores.

Lo único que ha variado en la reglamentación de motores entre 2021 y 2022 es la introducción de un nuevo combustible con un 10% de etanol (en lugar de 5%), más sostenible. Decenas de caballos se han escapado por esa vía para todos los fabricantes, y han debido recuperarlos por otra vía. Si Mercedes no progresa, la situación a corto plazo no es idónea: el motor de combustión se congeló desde Bahréin (hasta 2026) y en los próximos meses se homologarán el resto de elementos fijos de la unidad de potencia. En resumen, un mal momento para que el equipo que no se equivoca nunca se haya confundido.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar