NACION y EDO MEX

La ONU busca garantizar el funcionamiento de las nucleares en Ucrania

El director del organismo encargado de velar por la seguridad de las centrales nucleares en el mundo se encuentra en el país invadido por Rusia. Mientras otras agencias de la ONU están entregando ayuda humanitaria, que va desde comida hasta suministros médicos, y que incluye la asistencia en educación para que los niños Ucranianos no pierdan sus clases.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica se encuentra en Ucrania donde mantendrá conversaciones con altos funcionarios gubernamentales sobre la prestación de asistencia técnica urgente que garantice la seguridad y la protección de las instalaciones nucleares del país y evite el riesgo de un accidente.

El objetivo de la visita de Rafael Mariano Grossi es iniciar un rápido apoyo a la seguridad y protección de las instalaciones nucleares de Ucrania que incluirá el envío de expertos del Organismo a las instalaciones prioritarias y de suministros de seguridad y protección, entre ellos equipos de vigilancia y emergencia.

“El conflicto militar pone a las centrales nucleares de Ucrania y a otras instalaciones con material radiactivo ante un peligro sin precedentes. Debemos tomar medidas urgentes para garantizar que puedan seguir funcionando de forma segura y reducir el riesgo de un accidente nuclear que podría tener un grave impacto sanitario y medioambiental tanto en Ucrania como fuera de ella”, declaró Grossi.

Durante la visita de esta semana, el máximo responsable del Organismo se desplazará a una de las centrales nucleares de Ucrania por determinar.

Un reactor de la centra del Chernobil, dañado durante el accidente de 1986.
Dana Sacchetti/IAEA
Un reactor de la centra del Chernobil, dañado durante el accidente de 1986.

Evitar el deterioro de las instalaciones nucleares

El Organismo ha diseñado planes concretos y detallados de asistencia en materia de seguridad y protección de los emplazamientos nucleares de Ucrania, que incluyen quince reactores nucleares de cuatro centrales, así como para la central nuclear de Chornobyl, donde se encuentran las instalaciones de gestión de residuos radiactivos tras el accidente de 1986.

“Ucrania ha solicitado nuestra asistencia en materia de seguridad y protección. Ahora empezaremos a prestarla. Ucrania tiene uno de los mayores programas de energía nuclear de Europa. La presencia del OIEA, cuando sea necesaria para garantizar la seguridad y la protección, es de suma importancia. Estamos dispuestos a prestar el apoyo necesario ahora”, afirmó.

Desde el inicio del conflicto en Ucrania, Grossi expresó su gran preocupación por el deterioro de la seguridad de las instalaciones nucleares del país y subrayó el compromiso y la disponibilidad del Organismo en ayudar a garantizar el cumplimiento de los siete pilares indispensables para garantizar la seguridad y la protección.

Varios de ellos, como la integridad física de las instalaciones, la capacidad del personal operativo para trabajar sin presiones innecesarias y el acceso a la energía procedente del exterior, se han visto seriamente comprometidos durante las últimas semanas.

Ya se han producido varias situaciones de riesgo. No podemos permitirnos perder más tiempo. (…) La experiencia y las capacidades del OIEA son necesarias para evitar que también conduzca a un accidente nuclear”, destacó.

Entrega de ayuda humanitaria en Sumy, Ucrania, el 18 de marzo de 2022
© ONU/Ukraine
Entrega de ayuda humanitaria en Sumy, Ucrania, el 18 de marzo de 2022

Llega a Kharkiv un convoy con productos de socorro

Con relación a la entrega de ayuda humanitaria, un convoy de las Naciones Unidas liderado por la Coordinadora Humanitaria de la ONU en Ucrania, Osnat Lubrani llegó ayer a la castigada ciudad de Kharkiv, en el norte de Ucrania.

La entrega de los productos de auxilio incluyó raciones de alimentos, suministros médicos y artículos domésticos para miles de personas y será distribuida por la Cruz Roja Ucraniana a las comunidades más vulnerables de la ciudad, así como a los suburbios de difícil acceso de Izium, Balakliia y Chuhuiv.

El cargamento incluyó materiales de UNICEF para 6000 personas, artículos de la Agencia de la ONU para los Refugiados que se destinarán a 500 hogares, raciones de comida para dos semanas del Programa Mundial de Alimentos que consumirán 3325 personas, y suministros de la Organización Mundial de la Salud para atender a 10.000 pacientes de atención primaria de salud durante tres meses.

Mientras en Mariupol, donde siguen sin llegar convoyes, la gente se enfrenta a “decisiones de vida o muerte” sobre si abandonar la ciudad, más de un mes después de la invasión rusa.

El portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja, Ewan Watson, reiteró la grave preocupación por los civiles que no tienen forma segura de escapar de ciudades asediadas como Mariupol, y que se han enfrentado a constantes bombardeos, al tiempo que carecen de agua corriente y de otros artículos de primera necesidad.

“La crisis humanitaria se está agravando en Ucrania; el nivel de muerte, destrucción y sufrimiento que estamos presenciando y que se está infligiendo a los civiles es aborrecible e inaceptable”, dijo Watson.

Este niño ucraniano de siete años de Chernivtsi cruzó la frontera con Rumanía acompañado de su abuela.
© UNICEF/Ioana Moldovan
Este niño ucraniano de siete años de Chernivtsi cruzó la frontera con Rumanía acompañado de su abuela.

Los niños ucranianos podrán continuar sus estudios

Al mismo tiempo, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura proporcionará herramientas de aprendizaje a distancia para mantener la continuidad de la educación en apoyo a los profesores y a los alumnos de Ucrania.

La UNESCO proporcionará equipos informáticos y contenidos de aprendizaje digitales a través de su Coalición Mundial por la Educación.

“La educación es un derecho fundamental que debe protegerse de todas las maneras posibles. La UNESCO exige el cese inmediato de todos los ataques contra las instituciones educativas, los profesores y los estudiantes. La Organización también se compromete a encontrar soluciones para que todos los niños puedan continuar sus estudios”, declaró la directora general del organismo, Audrey Azoulay.

Tras un mes del inicio de la guerra, las autoridades locales informaron de que más de 733 instituciones educativas de todo el país fueron dañadas o destruidas y estiman que más de la mitad de la población infantil de Ucrania se vio obligada a desplazarse.

Distribución de pan en una estación de metro en Kharkiv (Ucrania).
PMA
Distribución de pan en una estación de metro en Kharkiv (Ucrania).

La FAO prevé escasez de alimentos en tres meses

Por su parte, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura mostró su preocupación por el impacto que puede ocasionar en la seguridad alimentaria la guerra en Ucrania.

Tras una evaluación inicial en 19 de las 24 provincias del país, el organismo destacó que se prevé una escasez de alimentos en tres meses, ya que en las regiones afectadas por los combates sólo se pudo cosechar el 49% del trigo invernal y el 39% del centeno.

La siembra de primavera de este año también se ha visto gravemente afectada: sólo una de cada cinco grandes empresas agrícolas tenía el combustible necesario para plantar los cultivos, la tierra no se estaba preparando y se disponía de menos del 60% de las semillas de trigo necesarias y sólo el 48% de los suministros de fertilizantes, además de la escasez de mano de obra.

Seis futbolistas piden donaciones para Ucrania

Una nueva iniciativa conjunta de la Agencia de la ONU para los Refugiados y el Programa Mundial de Alimentos encabezada por seis futbolistas, tres de ellos ex refugiados, busca recaudar fondos para ayudar a los refugiados que han huido de sus hogares y a las personas desplazadas dentro de Ucrania.

El llamamiento mundial #football4ukraine se produce en un momento en el que casi una cuarta parte de la población de Ucrania, más de 10 millones de personas, se ha visto obligada a abandonar sus hogares.

El trio de antiguos refugiados lo conforman el Embajador de Buena Voluntad de ACNUR y futbolista del Bayern de Múnich, Alphonso Davies, Mahmoud Dahoud (Borussia Dortmund) -el primer refugiado sirio que juega en la Bundesliga- y el portero del Everton FC, Asmir Begovic, que se vio obligado a huir de su hogar en Bosnia y Herzegovina.

A ellos se suman la lateral derecha del Manchester City, Lucy Bronze; la jugadora del Olympique Lyonnais, Ada Hegerberg, la primera mujer galardonada con el primer Balón de Oro femenino; y Juan Mata, del Manchester United, campeón del mundo con España.

Todos ellos emplazan a los aficionados de cualquier equipo a colaborar con la campaña y donar en favor de las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de la guerra en Ucrania.

La situación humanitaria a examen en el Consejo de Seguridad

Por otra parte, este martes también se reunión el Consejo de Seguridad para examinar la última hora de la situación humanitaria.

Joyce Msuya, subsecretaria general de Asuntos Humanitarios y Coordinadora Adjunta del Socorro de Emergencia, indicó que a pesar de que la logística de las agencias humanitarias y las cadenas de suministro se amplían cada día, “los traicioneros riesgos de seguridad y los problemas de acceso obstaculizan” sus esfuerzos.

Msuya añadió que muchas rutas están interrumpidas y los convoyes humanitarios no pueden pasar debido a los bombardeos, los combates y las minas terrestres.

“Los trabajadores humanitarios, de todo tipo, arriesgan sus vidas para ayudar a los necesitados”, agregó al indicar que actualmente hay más de 1230 personas de las Naciones Unidas en Ucrania. También mencionó que hay alrededor de cien organizaciones humanitarias que suministran ayuda en todas provincias del país.

Entre esas organizaciones, destacó la valiente labor de la Cruz Roja ucraniana y de otras organizaciones de la sociedad civil cuyo trabajo codo con codo con voluntarios y comunidades es “asombroso”.

Por su parte, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley, indicó que está organización está llevando ya comida a un millón de ucranianos y espera llegar a dos millones y medos de personas en cuatro semanas, a cuatro millones a finales de mayo y a seis millones a finales de junio.

“Una cosa que debemos tener en cuenta es que con la preocupación de Ucrania no podemos descuidar otras crisis, como la del Sahel, la del norte de África, la del resto de África y la de Oriente Medio, o de lo contrario tendremos migraciones masivas hacia Europa desde todos esos países. (La crisis en Ucrania) es una crisis encima de otras crisis”, dijo Beasley.

Para dar una idea de cómo la guerra en Ucrania puede afectar otras crisis humanitarias, Beasly recordó que el Programa que dirige dar de comer actualmente a 125 millones de personas, gracias a la compra de cereales y aceite de girasol a Ucrania.

“El 50% del grano que compramos viene de Ucrania así que es fácil imaginar el impacto devastador que esto puede tener tan solo en nuestras operaciones. En este momento, estamos calculando que el coste de la guerra aumentará el precio lo que estamos comprando en 71 millones de dólares mensuales”, añadió.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar