TECNOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

Una misión china desviará un asteroide

China planea desviar el asteroide 2020 PN1, una roca del tamaño de un autobús escolar, en una misión que se lanzará en 2026. Así lo ha explicado Long Lehao, diseñador jefe de la serie de cohetes Long March, en una conferencia reciente de la serie ‘Ciencia e innovación de China’.

No es que se trate de un asteroide peligroso, ya que según las simulaciones por ordenador, este cuerpo que orbita al Sol a una distancia de unos 500.000 kilómetros de la Tierra en su punto más cercano, indican que su trayectoria no coincide con un impacto con nuestro planeta. Sin embargo, China quiere probar su capacidad para desviar la trayectoria de este tipo de cuerpos.

La misión constará de un impactador (una nave que se chocará contra 2020PN1) junto con un orbitador (que medirá las consecuencias del choque), que serán lanzados en un cohete Long March 3B. Estos elementos indican a un híbrido entre la misión Dart, de la NASA, y Hera, de la Agencia Espacial Europea (ESA). Dart, de camino al sistema binario de dos asteroides Dimorphos, impactará el próximo otoño contra el más pequeño de los dos asteroides (que orbita al más grande, como una suerte de ‘luna’).

Dos años después partirá la misión HERA, cuyo objetivo será rodear a Dimorphos, mapeando su superficie, midiendo su masa y determinando el efecto de DART en su órbita. Además, dos CubeSats del tamaño de un maletín aterrizarán sobre el asteroide para recopilar datos sobre la composición y el origen de la roca.

Alterar la órbita de un asteroide

China anunció anteriormente planes en abril para intentar alterar la órbita de un asteroide potencialmente amenazante con una prueba de impacto cinético como parte de los planes para un sistema de defensa planetario completo. De hecho, investigadores chinos habían publicado anteriormente artículos sobre conceptos para impactadores cinéticos: ‘Impactador cinético ensamblado’ (AKI, por sus siglas en inglés); y el llamado ‘Deflector de asteroides mejorado’, que primero recogería rocas de un asteroide cercano a la Tierra antes de impactar con toda esta carga sobre un asteroide potencialmente peligroso.

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) también ha afirmado previamente que establecerá un sistema de alerta temprana y desarrollará un software para simular operaciones contra los objetos cercanos a la Tierra y probará y verificará los procedimientos básicos.

Fuente: ABC

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar