TECNOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

El secreto que esconde la trompa del elefante

Si nadie jamás hubiera visto un elefante y de forma fortuita apareciera el cráneo de un ejemplar, probablemente los científicos no serían capaces de deducir la existencia del rasgo anatómico más característico de este animal: la trompa. El apéndice facial es al elefante lo que el largo cuello a la jirafa, su seña de identidad. Y cómo lo utiliza para hacer diferentes tareas, desde desgarrar con fuerza los troncos de los árboles a arrancar suavemente la vegetación más frágil, es un espectáculo en sí mismo.

¿Cómo consigue el elefante llevar a cabo trabajos tan versátiles con la trompa?

Un nuevo estudio del Instituto de Tecnología de Georgia (EE.UU.) sugiere que para estirar la trompa estos animales no solo emplean sus músculos, los pieles de su piel también juegan un papel importante. El artículo se publica esta semana en la revista científica ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

Andrew Schulz, autor principal del estudio, y su equipo filmaron a dos elefantes de la sabana africana que buscaban salvado y manzanas en el zoológico de Atlanta. «Cuando las personas extienden la lengua, un tejido deshuesado lleno de músculos similar en composición a la trompa de un elefante, se estira de manera uniforme. Esperábamos lo mismo cuando desafiamos a un elefante a buscar comida», dice Schulz.

Sin embargo, las cosas no funcionaron así. «Cuando miramos las imágenes de nuestra cámara de alta velocidad y trazamos los movimientos de la trompa, nos sorprendimos. La parte superior e inferior no eran iguales en absoluto», señala Schulz.

Después de ver el vídeo, el investigador estiró el tejido de un elefante disecado para comprender mejor la elasticidad de la piel. Fue entonces cuando descubrió que la piel no se estira uniformemente. La parte superior de la trompa es un 15% más flexible que la inferior. Y ese estiramiento asimétrico se debe en parte a las diferencias en los patrones de arrugas de la piel. Al estirarse para buscar comida u objetos, la sección dorsal del tronco se desliza más hacia adelante.

«Los pliegues flexibles de la piel son la innovación del elefante», afirma David Hu, asesor de Schulz y profesor en la Escuela Woodruff y la Escuela de Ciencias Biológicas. «Protegen la sección dorsal y facilitan que el elefante se incline hacia abajo, el estilo de agarre más común al recoger objetos».

Como un paraguas

El estudio también encontró que la trompa de un elefante se diferencia de otros apéndices deshuesados y llenos de músculos que se encuentran en la naturaleza, como los tentáculos de los calamares y los pulpos. En lugar de extenderse uniformemente, un elefante estira telescópicamente su trompa como un paraguas, alargándose gradualmente en ondas.

Un elefante primero extiende la sección que incluye la punta de su trompa, luego la sección adyacente y así sucesivamente, volviendo gradualmente hacia su cuerpo. Para Schulz, el movimiento progresivo hacia la base es intencional.

«Los elefantes son como las personas: son perezosos», dice. «La sección al final de la trompa es de 1 litro de músculo. La sección más cercana a la boca tiene de 11 a 15 litros de músculo. Un elefante primero estirará el extremo de la trompa y luego la sección adyacente, porque son más fáciles de mover. Si un elefante no tiene que trabajar muy duro para alcanzar algo, no lo hará».

Como ingeniero mecánico, Schulz también ve las aplicaciones de estos hallazgos en la robótica, que hoy en día generalmente se construye para tener una gran fuerza o una gran flexibilidad. A diferencia de la trompa de un elefante, las máquinas no pueden hacer ambas cosas. «La robótica suave creada con un diseño de inspiración biológica siempre se basa en el movimiento muscular. Si estuvieran envueltos con una piel protectora, como la trompa llena de músculos de un elefante, las máquinas podrían aplicar fuerzas más grandes», asegura.

Fuente: JUDITH DE JORGE / ABC

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar