TECNOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

Hallan el último oso panda de Europa

El último oso panda gigante de Europa pudo habitar los humedales boscosos de Bulgaria hace unos seis millones de años. Los investigadores hallaron esta nueva especie a partir de dos dientes fósiles que dormían en el museo búlgaro de Historia Natural desde su hallazgo a finales de la década de los 70. El animal era de un tamaño similar al icónico oso blanco y negro de hoy, pero no dependía únicamente del bambú.

Oso panda

«Aunque no es un ancestro directo del género moderno del panda gigante, es su pariente cercano», explica el investigador Nikolai Spassov, cuyos hallazgos se publican este lunes en ‘Journal of Vertebrate Paleontology’.

Una muela carnicera (usada para cortar carne y hueso en forma similar a las tijeras) superior y un canino superior fueron catalogados originalmente por el paleontólogo Ivan Nikolov, quien los agregó al tesoro de fósiles del museo cuando fueron desenterrados en el noroeste de Bulgaria. Esta nueva especie se llama Agriarctos nikolovi en su honor.

«Solo tenían una etiqueta escrita vagamente a mano», recuerda el profesor Spassov sobre el fósil. «Me llevó muchos años averiguar cuál era su edad. Luego también me llevó mucho tiempo darme cuenta de que se trataba de un panda gigante fósil desconocido», reconoce.

Vegetariano

Los depósitos de carbón en los que se encontraron los dientes, que los han imbuido de un tono ennegrecido, sugieren que este antiguo panda habitaba regiones boscosas y pantanosas.

Allí, durante la época del Mioceno, probablemente consumía una dieta principalmente vegetariana, pero no dependía únicamente del bambú. Los fósiles de la hierba básica que sostiene al panda moderno son raros en el registro fósil europeo y, especialmente, en el Mioceno tardío búlgaro, y los picos de los dientes no parecen lo suficientemente fuertes como para aplastar los tallos leñosos.

En cambio, probablemente se alimentó de materiales vegetales más blandos, alineándose con la tendencia general hacia una mayor dependencia de las plantas en la historia evolutiva de este grupo. Compartir su entorno con otros grandes depredadores probablemente condujo al linaje del panda gigante hacia el vegetarianismo.

«La probable competencia con otras especies, especialmente carnívoros y presumiblemente otros osos, explica la especialización alimentaria más cercana de los pandas gigantes a los alimentos vegetales en condiciones de bosque húmedo», afirma Spassov.

Cambio climático

No obstante, los dientes de A. nikolovi proporcionaron una amplia defensa contra los depredadores. Además, los caninos son comparables en tamaño a los del panda moderno, lo que sugiere que pertenecían a un animal de tamaño similar o solo un poco más pequeño.

Los autores proponen que A. nikolovi pudo haberse extinguido como resultado del cambio climático, probablemente debido a la ‘crisis de salinidad de Messiniense’, un evento en el que la cuenca del Mediterráneo se secó, alterando significativamente los entornos terrestres circundantes.

«Los pandas gigantes son un grupo de osos muy especializado», agrega Spassov. «Es probable que el cambio climático al final del Mioceno en el sur de Europa, que condujo a la aridificación, tuvo un efecto adverso en la existencia del último panda europeo», subraya.

Si bien este grupo de animales es mejor conocido por su único representante vivo, el panda gigante, una vez se extendieron por Europa y Asia. El grupo pudo haberse desarrollado en Europa y luego dirigirse a Asia, donde se desarrollaron los ancestros de otro género, Ailurarctos. Estos primeros pandas pueden haber evolucionado más tarde en Ailuropoda, el panda gigante moderno.

Fuente: ABC

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar