SALUD Y DEPORTES

Ahora o nunca

La F1 vuelve en Spa, un circuito de motor, y en septiembre se acaba el plazo para que los equipos introduzcan la última evolución híbrida de las unidades de potencia.

 

Cortas vacaciones y esprint final para la Fórmula 1: nueve carreras en trece semanas. Este fin de semana el ‘Gran Circo’ regresa en Bélgica, una carrera que el año pasado apenas se pudo celebrar por culpa de la lluvia, que arruinó el domingo y finiquitó el gran premio con dos vueltas detrás del safety car y el reparto de la mitad de los puntos. Ahora, Spa-Francorchamps celebra la carrera sin estar asegurado en el próximo calendario, aunque se especula que volverá más pronto que tarde en un sistema rotatorio, quizás junto a Francia y otros eventos tradicionales. Es uno de los circuitos más espectaculares para pilotos y aficionados, con curvas icónicas como Eau Rouge o Pouhon, a fondo y en bajada; pero es cierto que sus estándares de seguridad no son los mismos que en otras instalaciones donde sí abundan, por ejemplo, las barreras tec-pro.

En el plano deportivo, Verstappen defiende una ventaja de 80 puntos sobre Leclerc. Tras el monegasco, en la tabla, están Pérez, Russell y Sainz. La regularidad de Mercedes y la falta de estabilidad en Ferrari han jugado contra el madrileño. Verstappen tiene ocho victorias en doce carreras por las tres de Leclerc; una de Carlos y otra de Checo. La ventaja de Red Bull es sideral en el campeonato de constructores, pero queda casi más de un tercio de la temporada con trazados icónicos, como este de Bélgica, y regresos esperados como Singapur y Suzuka, donde no se compite desde 2019, antes del inicio de la pandemia.

Fecha límite

Ferrari prepara una evolución ambiciosa de su sistema híbrido en la unidad de potencia, también los rivales. Los motores están congelados desde marzo y no se pueden modificar hasta 2025 (la reglamentación de 2026 fue anunciada en agosto, se elimina el MGU-H). Sí pueden introducirse mejoras de fiabilidad, eso explica tantas roturas y averías por parte de todos los fabricantes excepto Mercedes: un motor rápido puede volverse fiable, pero uno que ya es fiable nunca será más rápido. Sin embargo, la batería, la centralita y el MGU-K de los propulsores no tienen que homologarse hasta septiembre (el reglamento dice el día 1, pero algunos equipos han hablado de un margen ligeramente mayor), así que es lógico que los constructores hayan trabajado en estos últimos meses para que los próximos motores incorporen más rendimiento. Sainz estrenó un motor en Francia, quizás se libre de la sanción en Bélgica, pero es evidente que los grandes planean cambios con penalización para introducir estas evoluciones y llegar con más potencia a Monza.

En cuanto a Alpine, este fin de semana también se habla de novedades. “Nuestro plan siempre ha sido traer algo en cuanto lo encontramos. Vamos dentro del techo de gasto, eso no nos parará a la hora de traer mejoras. Tendremos algo en Spa”, decía Otmar Szafnauer, jefe del equipo, antes del parón. “Nos debería ir mejor, sobre el papel nos van bien esos circuitos de baja carga aerodinámica, aunque en Hungría éramos quinto y sexto en la parrilla. Nos van bien todas las condiciones, también el agua, y en Spa llueve al menos uno de los tres días”, comentaba Alonso también antes de irse de vacaciones. Luego soltó la bomba de Aston Martin, que inevitablemente monopolizará el tema de conversación hasta que los coches pisen el asfalto este viernes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar