SALUD Y DEPORTES

Aprilia cierra filas en torno a Aleix

Antonio Jiménez, técnico de Aleix, asegura que han pasado página tras el error de Motegi: “Vamos a creer hasta el final. Hay que ganar una más”.

 

por Mela Chércoles

El GP de Tailandia no le podía venir en mejor momento a Aleix Espargaró y a la gente de Aprilia. En sólo cinco días tienen la oportunidad de sacarse la espina de la mala carrera de Japón. Allí, el electrónico del equipo se dejó puesto el modo ECO Lap tras la vuelta de formación de parrilla y, cuando Aleix salió a la vuelta de calentamiento previa a la salida, su moto no pasaba de 5.000 vueltas ni de 80 por hora. Todo eran caras largas en el equipo de Noale tras la carrera, porque duele más el fiasco cuando procede de uno mismo, de un error humano. Sin embargo, Antonio Jiménez, que es el jefe técnico del tercero de la general, a 25 puntos de Quartararo y a siete de Bagnaia, con 100 en juego, demuestra que Aprilia cierra filas alrededor de su piloto y deja claro que van a creer “hasta el final”.

Todo eso pasa por repetir actuaciones como la de Argentina: “Estamos 25 puntos con 100 en juego, así que hay que luchar y, como siempre he dicho, para ser campeón del mundo hay que ganar carreras y hasta ahora hemos ganado una, en Argentina, y como mínimo hay que ganar una más y luchar por el podio en todas las carreras. Vamos a ir a por todas en todas”. Sobre lo que queda, dice: “Tailandia no es fácil, porque es otro circuito stop and go, como el de Japón, así que difícil, pero no imposible. Phillip Island no es que sea bueno para nosotros, es que es muy bueno. Malasia también es muy bueno y Valencia es bueno. Hay que luchar por el podio en todas las carreras. Vamos a creer hasta el final y es muy bueno que venga Tailandia tan rápido, para quitarnos el mal sabor de boca”.

Respecto a cómo se encontraba tras la carrera de Motegi, dice: “Muy mal. Con lo difícil que fue el GP de Japón, empezarlo como lo empezamos fue muy duro. El viernes sólo hubo unos entrenamientos, el sábado se cancelaron otros por la lluvia y estuvimos siempre luchando, tanto en seco como en mojado, y colocados delante en la parrilla, para luchar por las posiciones de cabeza y recortar puntos a los primeros. La oportunidad era enorme, porque podíamos haber salido de Japón segundos del Mundial y a muy pocos puntos del primero”.

Sobre la gestión en el box de Aprilia de lo sucedido, ‘Toni el belga’ cuenta que “el destino es así, las circunstancias son las que han sido y, cuando se produce un fallo así, no hay que culpar a nadie sino seguir trabajando para intentar que no vuelva a pasar”. Y en cuanto al fallo, explica: “Son fallos que no tienen que pasar, pero a veces el exceso de confianza te lleva a tenerlos. La moto se quedó sin potencia por un problema de programación en el momento en el que estábamos en la parrilla. A veces tocas la tecla equivocada y puede suceder esto. Las motos hay que resetearlas cada vez que llegan a la parrilla, por el consumo y por muchas cosas. La persona que lo hace es un tío que lo ha hecho toda la vida, que lleva aquí desde siempre. Un mecánico se puede dejar un día una tuerca floja o yo equivocarme en la elección del neumático y en Japón pasó lo que pasó”.

Y sobre la reacción de su piloto: “Aleix hizo bien en darle un abrazo y nosotros lo apoyamos siempre porque es una persona impecable, con más de 30 años en las carreras, que hace su trabajo impecable, toda la vida en Aprilia. Es triste ver a Aleix en un problema así. Él es el que estaba más jodido de todos. Cuando tienes 32 años luchando por el título, por vez primera, sabes que no se va a volver a repetir esta oportunidad. Es un año donde los rivales están fallando mucho y nosotros poco. Nadie nos regala nada y estamos luchando de tú a tú, aunque con fallos como el de Montmeló. En Assen nos sacaron de la pista y en Silverstone teníamos un ritmo que no tenía nadie, pero llegó la caída en el FP4. Es un análisis que nos sirve para mirar el lado positivo de las cosas y el de Japón es que no perdimos muchos puntos con los rivales”.

Il Capitano tiene a su gente de su parte, entregada a su causa para las cuatro finales que quedan, empezando por Tailandia, donde no se corre desde 2019 y donde Marc Márquez, de nuevo en pista, ha vencido las dos veces que se ha corrido aquí, en el circuitode Buriram. A ver quién beneficia o perjudica su presencia de los de cabeza…

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar