NACION y EDO MEX

Senado avala reforma para proteger a recién nacidos, en caso de fallecimiento de trabajadoras en parto

Ciudad de México. Morena y Partido del Trabajo en la Cámara de Diputados pidieron la remoción de Santiago Creel como presidente de la mesa directiva de San Lázaro, por el ingreso de personal militar armado al palacio legislativo, negar el uso de la palabra a un legislador, y usar el cargo como parte de una campaña preelectoral.

 

Ante la polémica desatada por la presencia de militares armados en la Cámara de Diputados para rendir honores a la bandera en la sesión general de Congreso del miércoles pasado, Movimiento Ciudadano reprochó a Creel no haber previsto la presencia de un equipo civil, pero se opuso a la remoción.

 

Jorge Álvarez Máynez criticó los argumentos de Morena y el PT en torno a que Creel usa el puesto con fines electorales. “Hay que ser congruentes” les dijo al destacar que el ex presidente de la cámara el morenista Sergio Gutiérrez Luna utilizó ese cargo para hacer precampaña.

 

El PAN dio todo su respaldo a Creel. José Elías Lixa consideró deleznable que la Junta de Coordinación Política no se haya manifestado cuando el pleno de San Lázaro se convirtió en campo de barrio para una cascarita de futbol en alusión al video que filmó Gutiérrez Luna en el salón principal de la Cámara de Diputados.

 

Como parte de las críticas que le llovieron a Santiago Creel, el coordinador de Morena, Ignacio Mier, señaló que el panista rompió la institucionalidad, confundió aspiraciones personales con el símbolo que tiene la presidencia de San Lázaro y no hizo honor a lo que representa: la unidad de la Cámara de Diputados. Además, no garantizó los equilibrios, cerró sus oídos para poder escuchar y conectó sólo sus intereses personales con su cerebro y su boca.

No es sólo un hecho lamentable, es un hecho vergonzoso, de agravio a 500 diputadas y diputados; de agravio al Senado de la República compuesto por hombres y mujeres, añadió, al pedirle reflexionar sobre lo acontecido.

 

Leonel Godoy, vicepresidente de la bancada morenista, resaltó que ayer estaban en la Junta de Coordinación Política intentando llegar a un acuerdo sobre lo sucedido en la apertura del periodo de sesiones, mientras Creel estaba con López Dóriga defendiendo su punto de vista, no el de la Cámara, en alusión al road show que hizo el ex secretario de Gobernación.

 

Creel defendió la decisión que tomo en la víspera de permitir el ingreso del personal armado al vestíbulo de San Lázaro y destacó que tuvo que conciliar dos ordenamientos, uno que tiene que ver con el Congreso General y otro con el orden castrense. La solución fue rendir honores en el vestíbulo, enfatizó.

 

Asumió los errores que se hayan cometido y manifestó respetar las críticas que le hicieron. “Las voy a tomar en cuenta, independientemente de lo que resuelva la Junta de Coordinación Política”, si se presentan solicitudes para removerlo.

 

El morenista Carlos Ortiz Tejeda consideró, vía remota, que el panista mejor se quede en el cargo; “a ver qué hace, cómo se va destruyendo…Este es su momento y miren, lo está perdiendo”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar