TECNOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

¿Qué es construcción sostenible?

La construcción sostenible hace referencia a toda aquella técnica de diseño y construcción que busca causar el menor impacto medioambiental posible. Por supuesto, esto debe hacerse de forma eficiente y garantizando un resultado económico positivo para aquellas empresas que la practiquen.

¿Por qué es importante apostar por una construcción más sostenible?

El sector de la construcción causa gran impacto a nivel medioambiental, debido a todas las emisiones que genera y a todos los recursos naturales que necesita explotar. Así pues, apostar por una construcción sostenible significa apostar por una reducción en el impacto medioambiental del sector constructivo, lo que sin duda conlleva muchos beneficios para mundo natural.

¿Cuáles son las diferentes formas en las que la construcción sostenible se diferencia de la construcción tradicional?

La elección de materiales

La elección de materiales depende de muchos factores en la construcción tradicional de edificios; muchos eligen, por ejemplo, los materiales más baratos si hay poco presupuesto, mientras que otros se decantan por los que permitan un mejor acabado si la edificación es más ostentosa. En cambio, la construcción sostenible se centra principalmente en la elección de materiales sostenibles.

Materiales reciclados o aquellos que precisen de bajo consumo eléctrico para ser extraídos y procesados son los más cotizados en la construcción sostenible. Otros materiales ecológicos como el corcho o el bambú son también buenas alternativas de gran calidad, y cuando se habla de madera es importante que ésta venga de bosques con certificado de extracción sostenible.

Por último añadir que lo ideal en cuanto a sostenibilidad se refiere es que los lugares de explotación de los materiales estén lo más cerca posible del lugar de construcción, evitando así que estos tengan que viajar largas distancias y evitando por tanto tener que usar combustibles fósiles para su traslado.

Reducción del consumo energético

Como ya hemos mencionado, la reducción en el consumo energético es un punto clave para la construcción sostenible. El uso de herramientas manuales como llaves, picos o serruchos – en lugar de sus alternativas eléctricas – puede ser un buen primer paso para evitar el consumo innecesario de energía. Además, las herramientas manuales son muy duraderas, por lo que no hay que cambiarlas en años si se cuidan adecuadamente.

Otra forma de garantizar el consumo energético sostenible es por medio de sistemas de iluminación y ventilación eficientes. Un diseño inteligente y que permita aprovechar recursos naturales como la luz solar, por ejemplo, es un diseño enfocado en la eficiencia y en la sostenibilidad.

La gestión de residuos

La actividad constructiva genera una gran cantidad de residuos entre los materiales sobrantes y demás materiales que se vierten a partir de la construcción de cualquier edificio, y la gestión de residuos es otra área donde la construcción sostenible se diferencia enormemente de la constricción tradicional.

En la construcción sostenible, es importante planificar por adelantado qué va a ocurrir con cada residuo que se genera. Además, dentro de lo posible, habría que intentar reciclar y reutilizar todos residuos que así lo permitan. Además, en algunos casos es posible que haya que deshacerse de una edificación anterior antes de comenzar a construir la nueva. Si esto ocurre, los profesionales enfocados en construir de forma sostenible siempre intentarán darle una nueva utilidad a todo aquello que todavía sirva de la edificación antigua.

Rehabilitar antes que construir

Aunque pueda parecer contradictorio, uno de los pilares fundamentales de la construcción sostenible es enfocarse en la rehabilitación antes que en la construcción. Rehabilitar edificios antiguos provoca un impacto medioambiental mucho menor que construir un edificio nuevo, y por tanto las constructoras realmente que deseen causar el menor impacto medioambiental posible debería centrar sus esfuerzos en los trabajos de rehabilitación.

En conclusión, la construcción sostenible da prioridad a la elección de materiales ecológicos y sostenibles, la reducción del consumo energético total, la buena gestión de residuos y la rehabilitación de edificaciones antiguas. Además, cabe mencionar que el foco en el desarrollo sostenible no para de crecer, y los próximos años serán testigos de grandes avances tecnológicos y sociales.

FuenteRedacción Ambientum

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar