TECNOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

Demanda mundial de petróleo: ¿auge o crisis?

Según un informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE), la demanda mundial de petróleo podría alcanzar el nivel más alto de su historia a mitad de esta década. Durante dicho informe, anticiparon que la demanda de petróleo se podría situar en 101,7 millones de barriles diarios.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) señaló en su informe que China será uno de los máximos responsables de que suceda esta situación. La expansión económica a los diferentes mercados del gigante asiático impulsará casi el 50% de la demanda mundial de petróleo.

En diciembre del año 2022, Beijing -capital de China- comenzó a volver a la normalidad tras unos años de estricta política, marcados por la pandemia de la COVID-19. Durante este corto periodo de tiempo, se ha producido un repunte de actividad empresarial, comercio y viajes.

Superávit de la demanda de petróleo en 2023

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) afirma que se va a producir un superávit de petróleo durante el próximo trimestre, ya que hay una pequeña calma en la demanda. Estiman que China demandará 710.000 barriles de petróleo diarios. Esto supone un gran aumento de la demanda de petróleo por parte del gigante asiático, dado que pasan de demandar 590.000 a 710.000 barriles de petróleo diarios.

Para el resto de días de este año 2023, estiman que la demanda se va a disparar hasta los 2´3 millones de barriles diarios. Desde la propia Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han informado que se va a producir un crecimiento económico global, el cual alcanzará la cifra del 2´6%.

La demanda mundial de petróleo caerá a partir de 2024

El precio del petróleo se reducirá hasta los 64 dólares el barril para el año 2030, mientras que descenderá hasta los 60 dólares el barril para el año 2050. A partir del año 2024, fecha en la cual alcanzará su máximo histórico, se producirá una reducción continua del precio del crudo, donde los precios futuros se reducirán un 20% frente a los precios actuales para el año 2050.

Los edificios en las economías avanzadas, la electrificación del parque automovilístico y el transporte de mercancías por carretera marcarán la disminución de la demanda mundial de petróleo. A pesar de que esta demanda también se reducirá en las economías en desarrollo y en los países emergentes, la transición energética hacia fuentes de energía más limpias y eficientes se compensará con un desarrollo económico y demográfico acelerado.

FUENTE: FREEPIK

Transición de combustibles fósiles hacia energías limpias

BloombergNEF (BNEF) ha publicado en su informe anual, Energy Transition Investment Trends, que las inversiones en la transición energética aumentaron un 31% a nivel mundial. Por primera vez en la historia, esta inversión global en la transición de combustibles fósiles hacia energías limpias ha superado la cifra de 1 billón de dólares.

La descarbonización del sistema energético mundial va por muy buen camino, ya que en el año 2022 se igualaron las inversiones globales en combustibles fósiles y en transición energética. A pesar del crecimiento de las inversiones en combustibles fósiles, provocadas por la crisis energética que desató la invasión de Rusia en Ucrania, las inversiones globales en tecnologías de energía limpia están a punto de superar las inversiones en combustibles fósiles.

A principios del pasado mes de enero, la Agencia Internacional de Energía (AIE) comentó que estamos comenzando una nueva era industrial. BloombergNEF (BNEF) concluye el informe diciendo que las inversiones anuales que se realicen para la transición energética deberían triplicarse hasta el año 2030 para que el mundo tenga la posibilidad de lograr las cero emisiones netas para el año 2050.

FuentesRedacción AmbientumBloombergNEFEnergyNews

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar