NACION y EDO MEX

Hablemos de la Dark Web: desde las atrocidades halladas en sus servidores hasta cómo operan los cibercriminales

Peter Scully fue uno de los autores más depravados que contaminó el Internet con sus filmes degenerados que incluían a menores de edad siendo abusados sexualmente

 

EL HERALDO DE MEXICO

El pasado 3 de mayo Europa, Estados Unidos y Brasil trajeron a la superficie la “dark web”, que es la parte oculta del Internet donde encontramos un vasto mercado de armas, pedofilia, drogas y piratería informática. No solo eso, también sirve como refugio para los opositores que conforman los sistemas totalitarios, el envío de datos clasificados de naciones, entre otras cosas más. Sin embargo, no podemos tapar al Sol con un dedo, y el contenido degenerado prolifera en este servidor. El recordar nuestro pasado nos hará ver a tiempo las alertas para prevenir catástrofes como las que marcaron la historia moderna de la humanidad.

FOTO: Adobe Stock

Empecemos por lo básico, ¿cómo “se navega” por la dark web?

Esta parte oscura del Internet nació de los movimientos libertarios, pues el principal objetivo de este servidor era el anonimato. Sus sitios y foros claramente no son registrados por los motores de búsqueda que ya conocemos como Google o incluso Bing. Actualmente, para acceder a ella debemos usar un motor de navegación diferente, como lo es TOR, que permite desde 2004 consultar una página a condición de conocer la dirección en 48 caracteres. Pero vamos, esto no es nada seguro y te expones a que un ciberdelincuente robe toda tu información.

Asimismo, en la dark web no encontramos motores de búsqueda públicos. Vaya, no podremos poner “drogas en CDMX” y nos saldrán las opciones cercanas a nuestro domicilio. No es como que con cualquier palabra al azar nos arroje un sitio especializado como lo hacemos con Google. Cabe destacar que al día de hoy esta estructura digital tiene 110 mil portales activos, una cifra que desgraciadamente se ha multiplicado en los últimos cinco años… y el calificativo es así porque el contenido dentro de estos portales llega a ser demasiado degenerado y perverso.

Por otra parte, en el Internet abierto —catalogado como “clean web”— tiene un total de mil 600 millones de sitios.

Nicolás Hernández, jefe de Aleph Networks —empresa francesa que desarrolló uno de los únicos motores de búsqueda del mundo que funciona en la dark web— explicó que actualmente asistieron una masificación que hace cinco años solo se habían contabilizado 10 mil sitios activos, pero se ha multiplicado considerablemente debido a la demanda de los usuarios activos.

Leyenda

¿Qué encontramos en la dark web?

Hay demasiadas historias fantasiosas que giran en torno al contenido de la dark web, y lo cierto es que mientras más solicites a los “directores” de contenido, más podrás encontrar videos degenerados a demanda como lo que pasó con el “empresario” australiano que tenía una “casa productora” dedicada a hacer este tipo de audiovisuales, sí, hablamos de Peter Gerard Scully. Filmes snuff —que son de asesinatos, torturas, suicidios, necrofilia, infanticidio y crímenes reales para el entretenimiento—; gore —terror y explotación centrada en violencia gráfica extrema—; e incluso “ogris” —noticias sin censura, material multimedia de guerra, accidentes, ejecuciones, etc.— es lo que puede proliferar en este lugar.

Pero con toda esta descripción, no es lo peor que encontramos en este servidor. Aquí yace el auge de la pornografía infantil con el fin de “cumplir” las “fantasías sexuales” de los depravados que incluyen a bebés, niños y jóvenes. Y es que la expansión de la dark web se debe principalmente a este tipo de contenido que a la fecha representa entre un tercio y dos tercios de los sitios, al menos así lo estimó el especialista Nicolás Hernández. Claro que vemos páginas web con venta de drogas que son muy activos, así como el intercambio de armas, de hecho el jefe de Aleph Networs aclaró que esto hace tres años representaba una decena de hipervínculos, hoy, son más de 200.

Otro sector que encontramos en la web oscura son los datos robados, objeto de compra y venta en el mercado más importante dentro de este tipo de sitios. De acuerdo con información publicada por la agencia AFP, Aleph Networks registró más de 1,4 millones de números de tarjetas activas disponibles para la venta, así como miles de millones de correos electrónicos con sus contraseñas, y 12 millones de carteras hurtadas de Bitcoin. No solo esto, también encontraron accesos directos a cuentas de redes sociales como Facebook y Twitter, incluso programas para piratear cuentas de Gmail.

FOTO: Adobe Stock

Vemos una mafia cibernética que parece indestructible

El mundo más oscuro del Internet da terror, pues la dark web alberga un ambiente demasiado estructurado de organizaciones de ciberdelincuentes. Los sitios venden datos básicos que permiten elaborar correos electrónicos de fraude online para robar información a los usuarios. De hecho se venden para piratear sistemas y conseguir datos confidenciales. Parece que estamos frente a una compañía que ataca el mercado de información digital, pues incluso llegan a trabajar por comisiones… venden el sistema y a cambio se quedan con un porcentaje de las ganancias. Lo increíble es que podemos ver hasta ofertas laborales para contratar auténticos hackers “autónomos”. El currículum vitae o la carta de presentación es hurtar cuentas y difundirlos a modo de “prueba”.

A diferencia de un trabajo convencional, el pago es a través de criptomonedas o cuentas de Paypal robadas, así llegan a ser poco rastreables las huellas que los hackers dejan.

Golpes como SpecTor” hace que los usuarios de la dark web “se refugien” en las entrañas del Internet

El director general de Aleph Networks, Victor Raffour explicó que cuanto más presione un Estado a este tipo de usuarios, los actores que esconderán lo más profundo de la “dark web”, pero no permanecerán ahí por mucho tiempo. En el caso de la pornografía infantil o los grupos extremistas como ISIS, saldrán a la superficie de la “clean web” para ganar audiencia.

“Es lo que ocurre actualmente con los movimientos neonazis francófonos, ultraviolentos, que se comunican en la ‘dark web’. Vemos foros y comunidades que se están tejiendo”, comentó preocupado.

Los autores más preocupantes que angustian a los especialistas informáticos son los hackivistas, los cuales defienden, apoyan y hasta hacen un tributo a las acciones violentas y los ciberataques.

“Observamos discusiones sobre planes de ataques contra los Juegos Olímpicos de París, que atraen a todo tipo de ‘hacktivistas’. Hablan de ataques a las cámaras, robos de datos de los proveedores (…) Se están articulando”, advirtió Nicolás Hernández.

SpecTor no acabó con el mal de tajo

Las 288 detenciones efectuadas el pasado martes 3 de mayo por la Interpol y Europol contra los traficantes de droga en Internet permitió hacer caer una gran plataforma llamada Monopoly Market. “Pero habría que saber si se trata de administradores del sistema.”, y esto puede no detener su actividad porque, por lo general, los fundadores se protegen. Nicolás Hernández aseguró que la victoria es difícil de proclamar, sobre todo si la plataforma es rusa. Desgraciadamente les toma cuatro meses reconstruirlas y la misma fundación de la dark web —que recordemos es el anonimato— les brindan las herramientas para que se ocupen de ello. La zona en sí se vuelve un peligro total aunque se quiera tener un espacio de libertad.

FOTO: iStock

¿Qué es peor, la ciberdelincuencia o el contenido depravado?

Retomando el tema de los autores degenerados, la historia que el ser humano desea borrar de la faz de la Tierra es la de Peter Gerard Scully y su casa productora “No Limits Fun” (NLF), que en español vendría siendo “Diversión sin límites”. Este sujeto hacía bajo demanda terroríficos videos donde le quitaba la vida principalmente a niñas mejores de 13 años. El precio de torturar mental y físicamente a estas infantes iban desde los 100 dólares hasta los 10 mil dólares del aquel entonces. El video más vil que creo fue “Daisy’s Destruction” que en español se traduce literalmente “La destrucción de Daisy”. El mundo jamás vio algo tan repugnante y aun infanticida tan degenerado como lo fue este australiano de ahora 60 años.

Actualmente se encuentra en prisión junto con sus cómplices, pero el presidente filipino no ha descartado la pena de muerte para estos criminales. FOTO: Especial

Aunque fue sentenciado a una cadena perpetua en Filipinas su reinado de terror dejó una enorme cicatriz en el país asiático y en el corazón de muchas personas. Mató a una niña de 12 años, torturó y abusó de al menos 8 más y el golpe final incluyó a una bebé de solo 18 meses. Así como los actuales autores intelectuales de la dark web, el sujeto se refugió en este servidor para contaminarlo con sus nefastos contenidos bajo demanda. No operaba solo. tenía dos cómplices a su lado, Carme Ann Álvarez que conoció al degenerado a la edad de 14 años mientras trabajaba como prostituta —novia del sujeto— y su otra pareja Liezyl Margallo Castaña.

Huyó de su país por después de ser acusado de múltiples delitos de fraude y encontró una red de pederastas y asesinos que lideró creando contenido depravado. FOTO: Especial

En total se les acusó por más de 50 casos de abuso sexual pornografía infantil y tráfico de menores, cometidos en 2012 en varias provincias de la sureña región de Mindanao. En el caso de Peter Gerard Scully, fue acusado de liderar una red internacional de pornografía infantil que distribuía grabaciones en la internet profunda, y es “considerado como uno de los pederastas más peligrosos del mundo.” La manera en la que operaban dejó aterrados a los fiscales que llevaron el caso, sus parejas eran quienes se encargaban de conseguir a los infantes, los tres participaban en los degenerados videos y terminaban por matar a las niñas debido al estado físico en las que las dejaban. ¿Pero quiénes eran los usuarios que veían estos filmes? Principalmente personas de Europa y Brasil.

Durante más de cinco años es que Peter Scully y sus parejas cometieron un sin fin de delitos. En 2012 las provincias de Mindanao ocultaban el terror en su región. El caso escaló a tal, que podrían sufrir la cadena de muerte a pesar de que en Filipinas se derogó en el 2006. Y es que en cuanto a temas de creación de este tipo de contenido, el país asiático se convirtió en el epicentro mundial de la pornografía infantil en la red, por delante de países como México, Brasil, India y Tailandia, ello de acuerdo con un estudio de la organización International Justice Mission (IJM) de 2020.

“La chica salvaje” pidió perdón por sus delitos, pero quizás nada la salve de cargar con los delitos de venderse como una modelo sádica en los videos de NLF. FOTO: Especial

Así qué, cuestionándonos nuevamente, ¿qué podría ser lo peor que encontramos en la dark web? Es tan duro como ahondar en temas sobre la vida humana y la destrucción de la misma. La difusión de este tipo de contenido y la violación de información personal. No siempre podrá existir este servidor y mientras más se resguarden allí personas perseguidas por sus naciones, más dan la oportunidad de que los verdaderos ciberdelincuentes se multipliquen y formen redes más estructuradas de sus organizaciones criminales.

 

Con información de AFP, EFE y otras fuentes utilizadas únicamente para la divulgación del tema.*

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar